¿Qué es un SAI y porqué tu empresa necesita uno?

Protege tus equipos de alteraciones en la corriente eléctrica con un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI)

 
Si tienes un equipo de alta gama que no quieres arriesgar a perder por culpa de un fallo de la red eléctrica, o tu equipo es fundamental para el desarrollo de tu trabajo, esta es una garantía fundamental para no correr ningún riesgo en la salud de nuestro equipo y en la nuestra propia.

Los equipos informáticos hoy en día son un activo de gran valor en el que invierten todas las empresas, tanto grandes como pequeñas. Y que por culpa de una anomalía eléctrica puede que perdamos información de nuestros equipos e incluso perder la propia maquina es algo a tener en cuenta. En este mundo tecnológico dependemos de la información que almacenamos, por eso es aconsejable invertir en una buena seguridad para que estos errores no nos afecten.
 

¿QUÉ ES?



SAI es el acrónimo de Sistema de Alimentación Ininterrumpida (en inglés UPS Uninterruptible Power Supply, su función es asegurar el funcionamiento de un equipo (o varios) cuando se presenta un fallo en la red eléctrica, como un corte.

 

¿Ante qué nos protege un SAI?

 
 

¿CUÁNTOS TIPOS DE SAI EXISTEN EN EL MERCADO?



Existen 3 tipos de SAI, se podría decir que nos encontramos con 3 tipos de tecnologías diferentes:
 
 

¿ME PUEDO COMUNICAR CON MI SAI?



Mediante el software que proporciona ACP, el ordenador es capaz de conocer el estado del SAI y si tras un corte largo de corriente apagarse de manera segura antes de perder por completo la alimentación que le proporciona el SAI. Esta suele ser de unos 5 min, tiempo suficiente para poder gestionar los equipos y desconectarlos de la corriente de manera segura ante un fallo eléctrico.

En nuestra tienda encontrarás Sistemas de Alimentación Ininterrumpidas adecuados para tus necesidades, y si aún tienes alguna duda, nuestros comerciales realizarán un análisis de los equipos que dispones y determinarán que tipo de SAI es el que más se ajusta a tus necesidades.

Esta es una garantía fundamental para no correr ningún riesgo en la salud de nuestro equipo, ni en la nuestra propia.